Restauración y consolidación de mosaicos romanos.



Os presentamos en esta entrega nuestro trabajo de estos últimos años: la restauración y consolidación en soporte ligero de mosaicos romanos.

Estos que vais a ver son de una colección privada proveniente de oriente próximo y están datados entre los siglos III al V d.c.








Los mosaicos se presentan engasados, enrollados como una alfombra y envueltos en plástico.






Al desenrollarlos aparecen numerosos problemas: todos presentan arrugas muy marcadas, muchos tienen una gran cantidad de teselas desprendidas y varios tienen restos de mortero adherido a las teselas.












En primer lugar procedemos a retirar todas las teselas desprendidas y deterioradas, a adherir a la gasa las que están a punto de desprenderse, y a clasificar las que puedan sernos útiles por colores .






Posteriormente procedemos a eliminar los restos de mortero y rebajar alguna tesela si es considerablemente más alta que las demás.




Después estiramos el mosaico y le aplicamos peso para quitarle las arrugas.




Una vez alisado el mosaico, procedemos a restaurar las zonas incompletas utilizando las teselas desprendidas y otras provenientes de un pequeño mosaico en muy mal estado que decidimos sacrificar para obtener teselas. 

En los mosaicos circulares, debido a su tamaño (2 m de diámetro) y a la dificultad para acceder a la parte central, se restaura esta zona trabajando en el suelo. Posteriormente se coloca el mosaico en una mesa de trabajo y se reponen todas las teselas desprendidas. Siempre respetando formas y colores originales.









Mosaicos restaurados. Cara interior.










Una vez tenemos el mosaico restaurado, pasamos a preparar su consolidación.

Dado que estos mosaicos tendrán un uso comercial, nos olvidamos de procedimientos reversibles y optamos por consolidarlos utilizando como soporte panel de nido de abeja de aluminio de 15 mm de ancho y resina epoxi de altas prestaciones como adhesivo. Estos materiales logran formar un bloque muy firme y resistente con un mínimo peso.

Comenzamos preparando el molde para verter la resina. Para los mosaicos cuadrados y rectangulares utilizamos eles de aluminio, colocadas de modo que el mosaico (son bastante irregulares) quede lo más escuadrado posible. Para los circulares utilizamos tiras de pvc espumado, adaptando el mosaico a un círculo perfecto del modo en el que quede más centrado.







Posteriormente pasamos a rejuntar el mosaico por su cara interna para impedir la filtración de resina. También se rellenan los margenes entre el mosaico y el molde .




Con el mosaico completamente sellado, pasamos a consolidarlo vertiendo la resina, colocando el panel (previamente rayado para facilitar la adherencia) y aplicando peso para lograr un ensamblaje perfecto.











Una vez consolidado, procedemos a voltear el panel, extraer la gasa y eliminar los restos de cola.








Si hay alguna tesela muy hundida o muy deteriorada se extrae y se repone.




Rebajamos la junta del mosaico para que quede un poco más baja que las teselas.





Para finalizar la restauración, procedemos a limpiar los mosaicos y a abrillantarlos con ceras naturales.





Los mosaicos grandes se colocan en estructuras metálicas que sirven de marco y de soporte para su presentación vertical. En los pequeños, de peso mucho menor, se realizan en el panel unas pequeñas aberturas para poder colgarlos y se colocan eles de aluminio en los laterales. El grosor de los paneles enmarcados es tan solo de 3 cm.









Mosaicos consolidados.









Detalle



























Como os podéis imaginar, a sido un gustazo hacer que estas maravillas puedan volver a mostrarse.




Mosaicos de las Termas de Caracalla



Muestro en esta entrega fotografías que realicé en una reciente visita a Roma de los mosaicos de las famosas termas de Caracalla o "Thermae Antonianae".

Estos baños públicos se construyeron entre los años 212 y 217 d.c., bajo el gobierno de Marcus Aurelius Severus Antoninus Augustus, conocido por el sobrenombre de Caracalla por la capa larga de origen galo que vestía.

Los mosaicos están ubicados principalmente en la zona de gimnasio y vestuarios, y ofrecen unas originales e innovadoras composiciones geométricas. Para su realización se utilizaron teselas de mármoles preciosos: pórfido rojo, amarillo antiguo, verde serpentino y granate pavonazo










Parte de estos mosaicos han sido restaurados recientemente. Poco a poco se van desenterrando y restaurando los mosaicos aun existentes. Otros mosaicos provenientes de estas termas pueden contemplarse en el Museo Gregoriano Profano de los Museos Vaticanos.









También se conservan en las termas fragmentos del mosaico del segundo piso que acabó desplomándose con el paso del tiempo.















Descomedida Comedia





Por fin!!! Después de dos años esperando el momento de trabajar en él ya tengo el cuadro acabado. 





Os presento en esta entrega una creación colectiva improvisada, una espécie de "jam session" de mosaico de unas 4 horas. Tuvimos el gran honor de contar con Valentina Rossi, Clementina Manzo, Sara Di Marco y Giorgia Lattanzi; grandes mosaicistas italianas que parciciparon en el proyecto Leonardo y estuvieron en Barcelona ampliando sus conocimientos. Tuve el gusto de poder trabajar con Valentina y Clementina durante dos meses en el taller, una gran experiéncia tanto en lo profesional como en lo personal. El equipo se completa  con Laura Egea,  joyera y amante del arte, Vicente Ivorra, artista multidisciplinar de una creatividad desbordante, y Carlos Ballesteros,  que escribe esto.






El título Descomedida Comedia, viene dado por el motivo central del cuadro: una reproducción de una mascara teatral griega de la comedia que se había roto hace unos años y que guardaba pensando en reciclarla de alguna manera. Descomedida por la mezcla de materiales y personalidades.






A este elemento le añadimos fragmentos de cerámica, mármol, pasta vitrea, porcelana, latón, piedras, semillas, conchas, elementos metálicos y un curioso diafragma utilizado en iluminación de escenarios que da al mosaico un elemento sorpresa interactivo.






Con todos estos materiales y algun pequeño mosaico de muestra, comenzamos nuestra particular creación sin tener nada claro el resultado.






Las diferentes personalidades y la inspiración del momento dan lugar a detalles y formas muy originales.



Valentina



Giorgia



Laura




Vicente


Y acabamos la obra con un sorprendente resultado: tiene cierta armonía en su conjunto pese estar realizado rápidamente por muchas manos diferentes. Hay luz, oscuridad, clasicismo, vanguardismo, sorpresas... Solo me quedó limpiar algunas zonas, pintar el marco y ¡listo!.







Gracias a tod@s!!!



Clementina, Giorgia y Valentina